“Vivimos en un país maravilloso y Tecnópolis es una prueba de ello”

Foto de Fernando Rodrigo

Un lector de nuestro blog visitó Tecnópolis y ahora comparte su experiencia con todos ustedes.

Por Fernando Rodrigo


Cuando hay ganas, unión y voluntad se pueden realizar estos megaproyectos. Me enorgullece saber que el Pampa, el Pucará, los aviones no tripulados, la maqueta a escala de un edificio en construcción, la fabulosa animación de los dinosaurios son desarrollados y pensados por mentes argentinas.

Lo visité ayer con mi hijo de 11 años y quedamos fascinados. Mucha de esta historia ya la conocía porque con mis 47 años he visitado varios museos y me he informado de la ciencia y tecnología no solo Argentina sino internacional; Pero tener todo en un solo lugar me parece grandioso. Solo sugeriría líneas exclusivas de transporte ya que me pareció el punto flojo de la organización.

No me alcanzaron las horas disponibles para recorrerlo todo así que calculo que volveré a completar mi itinerario; ya que si bien recorrimos la totalidad del complejo no pudimos entrar en algunas atracciones debido a la cantidad impresionante de concurrentes.

Un párrafo aparte merece la exposición de las maquinarias del campo así como la historia del ferrocarril contada de una manera amena, poniendo en orden cronológico un vagón o maquina representativa de la época. Buen ejemplo de ello es el vagón presidencial y el vagón de 2 pisos (sería orgullo nacional que estuviera presente en todas las líneas de los ferrocarriles argentinos.)

Los Robots de Hanson Robotics son impresionantes e inquietantes, tanto así como los TAM. La unión hace la fuerza y en esta megamuestra se nota perfectamente.

Por todo lo dicho creo que es posible una Argentina en Paz y para todos; solo es cuestión de unir nuestras fuerzas y tirar para la misma meta. Realmente seria una utopía que todas las fuerzas políticas se comprometieran en un megaproyecto Argentinopolis. Sería una ilusión pero al fin y al cabo tendríamos la Argentina del desarrollo, ciencia y tecnología mas avanzada del mundo. Viendo la excelente idea de Tecnópolis está demostrado que se puede.

Que Tecnópolis no muera en el olvido como muchos otros proyectos, ese es mi real deseo.