La ciencia del orgasmo

Enterate de qué habló el mexicano Carlos Beyer Flores en Tecnópolis.

“El cerebro y el sexo (o la ciencia del orgasmo)”  es un título que, al menos, despierta curiosidad. El Dr. Carlos Beyer lo sabe bien -pese a sus años de trabajo en EE.UU. conserva intacta la picardía latinoamericana-, por eso tituló así su charla. La cadencia de su voz trajo al auditorio el acento y tono de los corridos, de los chiles picantes y del tequila. Pero también, la descripción de sus investigaciones.

El trabajo de Beyer se centra en el estudio de los efectos que la estimulación sexual produce sobre dos circuitos cerebrales: uno de placer, que no se limita al placer sexual; y otro de dolor. Sobre éste último, el investigador mexicano descubrió que la estimulación genital produce efectos anestésicos sobre el mismo.

“Hemos descubierto la analgesia genital, que es un proceso por el cual la estimulación de nervios genitales disminuyen la sensibilidad dolorosa”, comentó el biólogo y continuó: “hemos logrado aislar las sustancias o neurotransmisores que están involucrados en ésta analgesia y hemos encontrado algunos compuestos que producen analgesia, que tienen la ventaja de no ser opiáceos y, por consiguiente, no adictivos, que pueden ser usados en el ser humano como analgésicos”.

“Estos analgésicos básicamente hacen lo que la estimulación genital, es decir, incrementa los niveles de un neurotransmisor que se llama glicina”, expuso Beyer. Y aclaró: “no se puede dar directamente glicina porque no penetra al cerebro. Hay una cosa que se llama barrera hematoencefálica que impide el paso de algunos compuestos al cerebro. Entonces nosotros hemos encontrado que, usando un precursor de la glicina, podemos elevar la glicina en el sistema nervioso central lo que produce una analgesia muy marcada que no es a través de opiáceos”.

El camino para llegar a este saber fue el estudio y observación de la práctica sexual, tanto en animales como en hombres; por eso Beyer se vio ante la necesidad de explicar a su público que: “a veces, una investigación que parece totalmente trivial y casi, casi, pervertida -¿por qué anda usted estimulando la región genital de la rata?, podría preguntarme alguien- puede derivar en nuevo conocimiento y terminar generando nuevas formas de tratamiento del dolor”.

Finalizada la charla el investigador mexicano fue consultado por su opinión sobre Tecnópolis a lo cual respondió: “Estoy impresionado. Mentiría si dijese que he visto en otro lado del mundo una participación tan masiva de la gente en un evento relacionado con ciencia y tecnología. Definitivamente es un ejemplo a seguir en otros países latinoamericanos”.

Carlos Beyer Flores es doctor en Biología por la UNAM, con posdoctorado en Neuroendocrinología en el  Brain Research Institute de la Universidad de California, EU. Fundador de la Universidad Autónoma Metropolitana, dirige el Laboratorio Tlaxcala, del Cinvestav.

Si querés ver la cobertura completa de esta charla mirá La ciencia del orgasmo #2.