Derribando mitos: dinosaurios

Hablamos con el paleoartista y coordinador del espacio Paleontología, Gustavo Encina, quien nos reveló algunos secretos de los dinosaurios que modifican lo que pensábamos sobre ellos.

– Muchos dinosaurios tenían plumas 

¿Para que servían esas plumas? Inicialmente funcionaban como regulador térmico para el frio y calor, para empollar huevos, para ser más aerodinámicos y para seducir a las hembras con colores atractivos. Un grupo reducido comenzó a usar esas plumas para planear de rama en rama. Tiempo después, el planeo evolucionó y se convirtió en vuelo.

El primer dinosaurio emplumado que se encontró fue el Archaeopteryx  (Antigua Pluma) en Berlín, Alemania, en 1861. Recién en el año 2012 fue posible reconocer el color de las plumas a través del análisis de la estructura de la célula animal.

-Los esqueletos que vemos en los museos son réplicas

La fosilización es tan extraordinaria y excepcional que se estima que por cada fósil encontrado vivieron unos 30 millones de dinosaurios de los cuales no se han conservado restos.

Al ser tan excepcionales los fósiles son conservados colecciones de museos o en repositorios. En la mayor parte de los casos se encuentran fuera del alcance de los visitantes, para ser manipulados únicamente en estudios científicos. En general, los de exposición son réplicas realizadas con espuma de poliuretano, yeso o resina.

-Los dinosaurios están vivos

En la actualidad convivimos con el último linaje de dinosaurios: las aves. Cuando cayó el asteroide en la Península de Yucatán hace 66 millones de años algunos dinosaurios ya se estaban extinguiendo, sin embargo, una buena parte sobrevivió.

Luego del impacto, un 25 por ciento de las especies que habitaban la tierra permanecieron con vida, entre los que se encontraban dinosaurios pequeños y también tortugas, mamíferos, reptiles, cucarachas, y la lista sigue. Las cenizas, maremotos y terremotos que terminaron con buena parte de la población animal y vegetal del período Cretácico no arrasaron con todo. Cuando vemos hoy una paloma, un pollo, un águila, estamos viendo el último linaje de dinosaurios.