Derribando mitos: matemática

Hablamos con Nicolás Villagrán, estudiante de la licenciatura en Ciencias Matemática y coordinador del espacio de Matemática del Ministerio de Ciencia, para entender cuáles son los mitos y verdades que se esconden en el maravilloso mundo de los números.

-La matemática es difícil: falso

Este es uno de los mitos más difundidos sobre esta ciencia que comienza a transmitirse de boca en boca desde la escuela. Al respecto, Nicolás dijo que la matemática “tiene la misma dificultad que cualquier otra cosa a la que nos dediquemos. Tanto para la matemática, como para alguna ciencia natural o como para la abogacía, hay que dedicarle tiempo al estudio”.

“Lo que puede resultar complicado transmitir por parte de los docentes es la matemática tiene una forma muy lógica de pensar las cosas, como cuando uno resuelve un acertijo de ingenio. En el colegio no lo ven de esta forma, y muchos alumnos les aburre tener que hacer ejercicios repetitivos porque la profesora lo dice así”, indicó el especialista.

-La matemática es algo alejado de la vida cotidiana: falso

Al respecto, Nicolás Villagrán explicó que la matemática “se utiliza mucho en otras ciencias como física, química, biología, economía, sociología y otras. Las mismas usan aplicaciones de la matemática para traducir las palabras a un lenguaje que es bien formal y lógico.”

-Para ser matemático hay que ser un genio: falso

“No hay que ser un genio o un bicho raro para estudiar matemática, sino tener las ganas y que haya algo que te llame la atención, tener el tiempo y la constancia como para dedícaselo al estudio”, indicó el estudiante de la Licenciatura de Ciencias Matemáticas.

“La mayor parte de los compañeros de clase que tengo son gente normal que vive su vida normal con la diferencia que se dedican a estudiar matemática y lo que hay que hacer, como en cualquier otra carrera, es estudiar, dedicarle tiempo y lo que tiene de distinto es que vos trabajas con tu mente”, agregó Nicolás.

-¿Cuáles son las tareas de un matemático?

“La labor del matemático es algo que no es muy publicitado, pero se trata de una persona que puede tener un problema en la cabeza, pensarlo, e intentar resolverlo con todo el arsenal de herramientas que fue investigando a lo largo de su vida, herramientas mentales. Es más que nada todo un entrenamiento para saber cómo dedicarse a pensar”, dijo el especialista.

Para poder entenderlo mejor, Nicolás dio un ejemplo de la vida cotidiana: el sudoku. “cuando tengo un sudoku que aparece en un diario lo resuelvo y ¿cómo demuestro que esa es la solución? porque lo fui resolviendo a través de pasos lógicos, llenando los numeritos correspondientes y porque tengo una solución que es compatible con las reglas del juego, con las reglas del sudoku. Y eso es en realidad a lo que se dedica a hacer un matemático, no con un problema  en un diario, pero con problemas que muchas veces son inspirados de la vida real”.