¡Hay futuro para siempre!

Tecnópolis cerró sus puertas este domingo 29 de noviembre con récord de convocatoria: más de 5.200.000 visitantes disfrutaron y aprendieron con las propuestas de arte, ciencia y tecnología.

Futuro para siempre fue el lema de este año y buscó transmitir que el futuro es una construcción conjunta, diaria, que demanda esfuerzo, vocación y compromiso. Y los números lo corroboraron. Desde su inauguración en 2011, el parque recibió más de 22 millones de personas, de las cuales 2.625.000 fueron alumnos de escuelas y visitantes de organizaciones sociales de todo el país.

El Ministerio de Ciencia tuvo a su cargo 24 espacios para acercar la ciencia a grandes y chicos, fortalecer la divulgación científica en los guías estudiantes de universidades públicas y fomentar las carreras científicas entre los jóvenes. A lo largo de los cinco meses de muestra,  estos espacios y sus diversas propuestas recibieron gran cantidad de público por su atractivo y diversidad, por ejemplo, Matemática, Fuerzas, Paleontología, Ciencias del Hombre, Evolución: Haciéndonos humanos, Geología, Cuerpo Humano: Ciencia por dentro, Nanotecnología, Hágase la Luz, Astrofísica, Acuario, Biocombustibles.

Sumado a los espacios, también se realizaron actividades diarias con formatos lúdicos e interactivos para complementar a la enseñanza de los contenidos. Entre ellas se destacaron el Taller de Paleoarte en el Laboratorio de Paleontología donde los chicos y chicas aprendieron cómo se realizan las réplicas de los fósiles de dinosaurios en los museos; las historias narradas por las Cuentandantes sobre leyendas de los Pueblos Originarios, así como Yo quiero ser un chico Inca y Mensajes originarios en el espacio Ciencias del Hombre, donde los visitantes recrearon escenas de la vida cotidiana de los pueblos originarios; el taller Robotizarte en el que niños y niñas aprendieron de robótica a través del arte.

En suma, la edición 2015 tuvo 1.214 charlas científicas para todo público, organizadas por el Ministerio de Ciencia, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad de Buenos Aires, entre otros, en los espacios de divulgación del conocimiento. Y la Nave de la Ciencia tuvo 1.783 funciones de espectáculos relacionados con la ciencia, entre ellas, el ciclo de stand-up científico a cargo de estudiantes y graduados de carreras científicas. De 2011 en adelante, el Predio Ferial de Tecnópolis fue sede de las muestras del Concurso Nacional de Innovaciones INNOVAR, organizada por el Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación, que exhibió más de 300 productos y procesos innovadores por edición.