Historias que deben ser contadas

Las Cuentandantes narran leyendas ancestrales junto con cánticos folclóricos y reavivan así la esencia de las comunidades originarias de nuestra región.

Daniela Magnone, una de las narradoras, asegura que el objetivo de estos relatos es “seguir contando historias para que queden vivas en la cultura”. Junto a Juliana Bourbon son las encargadas de encantar a grandes y chicos en los espacios del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

En el Kallanka del Shinkal el espectáculo se llama Brotes de Tierra y los protagonistas aquí son la Pacha, los alimentos, el suelo, el amor y las deidades, como el caso del Dios Wiracocha. En este relato abundan las  leyendas de la cultura Incaica vinculada con nuestro país. A su vez, en el anfiteatro del espacio Ciencias del Hombre las Cuentandantes presentan Verde Leyenda, un conjunto de relatos ancestrales del Litoral, Norte y Sur de nuestro país que giran en torno a las plantas, flores y animales.

Allí, la ronda invita a que los visitantes además de escuchar, también cuenten sus propias historias. “Es un verdadero encuentro con la palabra”, dice Juliana y sugiere: “Las leyendas son de todos, y lo interesante es que sigan contándolas así la memoria de nuestros pueblos sigue viva”.

Las Cuentandantes se presentan todos los días en el espacio el Shincal con Brotes de Tierra desde las 15 h y las 19 h, y  en el anfiteatro de Ciencias del Hombre, con Verde Leyenda desde las 12 h y las 16:30 h.