Innovación Argentina

Inventos científicos creados por argentinos que no podés dejar de conocer.

Las huellas digitales

El Sistema Dactiloscópico fue creado por el policía argentino Juan Vucetich en 1891, impulsado por la enorme cantidad de crímenes en aquella época. Este nuevo método para identificar personas a través de sus huellas digitales aún hoy es muy utilizado en el mundo entero para resolver crímenes gracias a que las huellas digitales están presentes desde la vida intrauterina hasta después de la muerte del individuo. El método es exitoso gracias a que las huellas dactilares nunca cambian, porque existe una infinita variedad de huellas y porque ninguna es igual a la otra.

El by-pass cardíaco

En 1967 el médico argentino René Favaloro creó la intervención para tratar obstrucciones del corazón y revolucionó la cirugía. En la actualidad, la técnica de by-pass es la más practicada en todo el mundo. Permitió a miles de pacientes con enfermedad coronaria prolongar la vida y mejorar su calidad.  En cirugías programadas, y en pacientes sin enfermedades asociadas de jerarquía, la mortalidad del procedimiento es inferior al 2%, según la Fundación Favaloro.

Primera transmisión radiofónica

El 27 de agosto de 1920, Enrique Susini guió el proyecto que llevó a la primera transmisión de radiodifusión en la Argentina. Tuvo lugar en el Teatro Coliseo de Buenos Aires y continuó transmitiendo hasta 1997. La primera emisión se trató de la ópera “Parsifal”  de Richard Wagner. Enrique Susini se convirtió así en el creador de la primera red de radiodifusión convirtiéndose, además, en el primer locutor del mundo y junto con Miguel Mujica, César Guerrico y Luis Romero Carranza, formaron  Los Locos de la Azotea. Ellos fueron los verdaderos fundadores de nuestra radiofonía.

La transfusión sanguínea

Luis Agote descubrió en 1914 un sistema para conservar la sangre. Hasta ese momento la transfusión sanguínea había que hacerla directa e inmediatamente de un paciente al otro. Agote estaba preocupado por el problema de las hemorragias en pacientes hemofílicos, y probó varios métodos hasta que encontró que el citrato de sodio -sal derivada del ácido cítrico- evitaba la formación de coágulos y podía preservarse. El invento de Agote permitió nuevos desarrollos para la medicina, y permite hoy en día salvar cientos de vidas diariamente.

La Pava Eléctrica

En 2006, el equipo de Innovación de Philips Argentina creó la primera pava eléctrica específicamente para el mate. Este invento mejoró la forma de consumir mate y otras infusiones, ya que logra una temperatura exacta y tarda en hacerlo hasta cinco veces menos que la forma tradicional. El invento no se cerró sólo al marcado local. En la actualidad vende 300.000 unidades por año aquí y en Polonia, Uruguay, China y Turquía.