¿Sabías que el cerebro tiene la capacidad de adaptarse a situaciones nuevas?

La Plasticidad Neuronal, también llamada Neuroplasticidad, ocurre cuando las neuronas establecen comunicación entre sí para percibir los estímulos del entorno lo más rápido posible.

Esta capacidad es más frecuente en los chicos que en los adultos y se manifiesta, por ejemplo, cuando pisamos tierra firme luego de un paseo en barco. El tiempo que tardamos en quitarnos el mareo es nuestra Plasticidad Neuronal.

En el espacio Cerebro y Yo podés participar de Embocala si Podés, un experimento de neurociencia que pone a prueba tu Plasticidad Neuronal tratando de embocar una pelota en un aro de básquet usando anteojos modificados que reciben la luz en diagonal.

En este experimento la corteza visual se desalinea de la corteza motora de nuestro cerebro. Se adapta al corrimiento de la imagen que produce la modificación de los lentes y cuando nos quitamos los anteojos, el cerebro tarda un tiempo considerable para acertar al aro. ¡Es divertidísimo!