¿Sabías que la música es buena para mejorar la circulación?

Escuchar música puede beneficiar al sistema cardiovascular casi tanto como hacer ejercicio o tomar ciertos medicamentos, según un estudio reciente del Centro Médico de la Universidad de Maryland.

La investigación demostró que el diámetro de los vasos sanguíneos aumenta un 26% cuando escuchamos nuestra música favorita. Lo llamativo es que la música que calificamos como estresante hace que los vasos se contraigan un 6%. Además, los experimentos demostraron que escuchando canciones que invitan a sonreír, los vasos sanguíneos se dilatan un 19%, mientras que la música relajante produce una expansión del 11%.

Te invitamos a que conozcas en el espacio Fuerzas el Theremin, un instrumento musical que no necesita ser tocado para que funcione y que suena a partir de la intervención de las ondas electromagnéticas. ¡Vení a crear tu música!