¿Sabías que los murciélagos se guían por la ecolocalización?

Los murciélagos emiten sonidos muy altos que rebotan contra un obstáculo de su entorno y vuelven hacia sus oídos hipersensibles. Este mecanismo se lo denomina ecolocalización. Es por esto que pueden encontrar a sus presas y orientarse en la oscuridad.

La ecolocalización es similar al sonido que usan los barcos y submarinos para medir distancias y detectar a sus enemigos. Los seres humanos también solían utilizar la ecolocalización mediante chasquidos con la lengua o golpes en el piso para detectar obstáculos sin necesidad de usar la vista.

Acércate al espacio Cerebro y yo y participa del “Laberinto Ciego” donde podrás caminar por un laberinto con los ojos tapados con la ayuda de con un sistema de ecolocalización. ¡No te lo pierdas!